TwitterGoogleLinkedInEmailRSS
formats

Pónmelo fácil o desistiré

Retomo la actividad en el blog con un post para el #carnavalsalud de este mes, en el que se debate sobre la brecha digital entre los profesionales sanitarios.

Hablar de brecha digital puede que sea una aproximación demasiado genérica. ¿Qué alcance tiene realmente esa brecha? Si nos referimos a la utilización de las nuevas herramientas que nos ofrece la Red, está claro que entonces falta un actor imprescindible: el paciente.

Matizo lo del paciente porque no hay que olvidar que la mejora continua, en salud, persigue principalmente mejorar los servicios asistenciales, la calidad de atención y la experiencia del ciudadano. El valor que pueden aportar estas nuevas herramientas al profesional sanitario, sería mucho mayor si el paciente tuviese acceso a ellas y sobre todo si ambos compartiesen información, proyectos e iniciativas. Bajo mi punto de vista, que el paciente se sume, es un buen estímulo para el profesional.

Existen jornadas para enfermería, para médicos, para gestores, para pacientes, etc. Me pregunto si lo ideal no serían las jornadas mixtas, en las que se dé visibilidad de manera global a las iniciativas, a las herramientas y también al contenido de calidad que generan los propios profesionales.

Por otra parte creo que es necesario concretar algunos conceptos. Un buen punto de partida para alguien que trate de mejorar sus competencias digitales en salud es wikisanidad, pero sigue faltando un recurso complementario en el que se clarifiquen los conceptos y las herramientas que el profesional tiene a su disposición. 

Para el profesional sanitario que se adentra por primera vez en el ecosistema 2.0 debe ser complicado entender a que nos referimos cuando hablamos de TIC, eSalud, Salud 2.0, Medios Sociales, Entornos Personales de Aprendizaje, Redes Verticales, etc.

Recuerdo una frase de Miguel A. Máñez en la que decía que “la Salud 2.0 no es ni Twitter, ni Facebook, ni un Foro, ni un proyecto de Telemedicina”. Para los ya iniciados puede que suene extraña la aclaración, pero seguro que desde fuera esa confusión existe y no deja de ser un elemento de freno más, que contribuye a mantener la brecha digital. O se lo ponemos fácil, o desistirán.

 

Foto: soxialmedia

  • Yo creo que los pacientes están en las RRSS como todas las personas, pero no "ven" del todo hacer el uso interactivo con los profesionales sanitarios como lo hacen con los espacios de interacción de algunos programas de medios de comunicación… en primer lugar por una cuestión de ¿a quien? si conozco a mi enfermera del centro de salud en FB ¿quiere eso decir que le puedo consultar por esa vía?(por mensaje privado) ¿o debo dirigirme al usuario institucional? (cuyo objetivo actual es otro)…

    Tampoco es que los profesionales tengamos todas las dudas despejadas… más bien nos movemos en una niebla con un campo de visión ceñido a nuestro punto de vista pero esto está aquí para quedarse…

    • TGPSite

      La mayoría desconocen las posibilidades de aplicar estas herramientas al ámbito de la salud. En el post no solo me refería a las redes sociales sino a cualquiera de las herramientas y servicios que ofrece la Red. Desde el mail, pasando por las apps de salud, u otras herramientas más recientes como por ejemplo, evernote (suena raro, pero sí, tiene aplicación en salud: http://j.mp/10ICjJn )

      La clave, bajo mi criterio, es que estas nuevas plataformas permiten a profesionales y pacientes compartir información como nunca antes se había podido hacer. Por eso comentaba que el paciente, en este sentido, juega un papel muy importante.

      Gracias por pasarte, Salva.

      Un saludo,