TwitterGoogleLinkedInEmailRSS
formats

Teleasistencia: El proyecto PAUTA

En mi anterior entrada hacía referencia a la cantidad de proyectos que están naciendo, vinculados a la salud móvil y a la telemedicina. Puede que la utilización de los medios sociales y las plataformas 2.0 lleguen un poco tarde para los pacientes de edad más avanzada que, generalmente, tienen alguna dificultad en el acceso a las nuevas tecnologías.

Sin embargo, existen otras iniciativas que sí pueden beneficiar a este sector poblacional, sobre todo si se trata de pacientes polimedicados o en aquellos casos en los que se requiera una atención continuada.

En el portal de Osakidetza podemos leer que, “la falta de adherencia al tratamiento farmacológico o incumplimiento terapéutico es un problema relevante en la práctica clínica, especialmente en el tratamiento de enfermedades crónicas”. Y, en este escenario, nace el proyecto PAUTA.

PAUTA es un Sistema de Apoyo y Teleasistencia para Polimedicados que interconecta a los cuatro actores principales, en estos casos: el facultativo, la farmacia, el paciente y los centros de teleasistencia. El sistema está compuesto por un periférico Dispensador Electrónico de Medicamentos, conectado a un teléfono móvil 3G y a un sistema de información, capaz de suministrar a los pacientes la medicación de acuerdo con las pautas transmitidas desde el ordenador del facultativo prescriptor. Del mismo modo facilita al personal sanitario el seguimiento y monitorización de los pacientes a través de diversos dispositivos, entre otros, un acelerómetro y un receptor GPS.

 

 

El proyecto nació en julio de 2010 y está previsto que finalice en octubre de 2012.

formats

La fase pre-digital y la HIMSS Analytics Europe

La incorporación de la tecnología al ámbito sanitario es imparable. Cada vez es más frecuente encontrarnos con proyectos innovadores que impulsan o promueven la implantación de soluciones de salud móvil, tele-monitorización, utilización de apps y dispositivos móviles en los centros sanitarios y un largo etcétera.

Sin embargo, pese a la creciente innovación y sofisticación de los proyectos y los sistemas, muchos de los centros sanitarios siguen sin tener su información clínica totalmente digitalizada. El papel sigue existiendo, se sigue imprimiendo y se sigue archivando de manera un tanto rudimentaria. Todavía no hemos abandonado ese escenario y, por ello, se podría decir que nos encontramos en una fase pre-digital.

Según el Catálogo Nacional de Hospitales publicado por el Ministerio de Sanidad en 2011, en el conjunto del territorio nacional existen un total de 794 hospitales. Cinco de ellos se encuentran en la vanguardia de la digitalización de la información y la adopción del Historial Clínico Electrónico. El Hospital Municipal de Badalona y el Hospital de Denia fueron los primeros en España en ser galardonados con el Nivel 6 del modelo EMRAM por parte de la entidad HIMSS Analytics Europe. Posteriormente, también en el año 2011, consiguieron dicho galardón el Hospital Onkologikoa de Donosti, la Clínica Universitaria de Navarra y el Hospital Clínic i Provincial de Barcelona.

El modelo EMRAM

El modelo EMRAM (“Electronic Medical Record Adoption Model”) es un sistema de medición que permite comparar el grado de implantación de las tecnologías en los centros hospitalarios, mediante su clasificación en 8 niveles según el grado de uso de la historia clínica electrónica y de implementación de los diferentes registros clínicos electrónicos.

HIMSS Analytics Europe

HIMSS Analytics Europe es el organismo que ha adaptado el modelo americano EMRAM a la realidad europea y que, por lo tanto, permite identificar a los hospitales con las mejores prácticas,  en lo que a digitalización de registros clínicos se refiere, obteniendo una imagen clara y objetiva del grado de adopción de las TIC en los hospitales.

Queda mucho camino por recorrer. La digitalización del 100% de la información clínica y la eliminación del papel, es uno de los mayores retos a los que se enfrenta cualquier organización o centro sanitario. España está bien posicionada con cinco centros hospitalarios, de un total de trece a nivel europeo, a los que le ha sido otorgado el Nivel 6 del modelo EMRAM. Tenemos que seguir trabajando en esta dirección.

En Europa, tan solo el Hospital Universitario de Hamburgo  ha conseguido alcanzar el máximo nivel de la adopción del modelo EMRAM ¿Cuál será el primer centro en alcanzar el Nivel 7 en España?

Actualización 07/05/2012

HIMSS Analytics Europe ha anunciado hoy que el Hospital de Marina Salud de Denia en España ha alcanzado el nivel 7 del modelo EMRAM. Es el segundo hospital en conseguirlo en Europa, tras el Hospital Universitario de Hamburgo.

 

Referencias:

HIMSS Analytics Europe

Catálogo Nacional de Hospitales

TicSalut – Departament de Salut

formats

HCDSNS: La cuenta atrás ha empezado

Una de las grandes demandas de los profesionales sanitarios es que, la totalidad de la información asistencial de los pacientes se encuentre almacenada en ese gran repositorio de información que debe ser la Historia Clínica Electrónica. La semana pasada, precisamente, leía en Twitter al Dr. Casado que lanzaba una pregunta a su timeline en relación a este tema: “¿Sería posible que los informes de alta y de urgencias llegaran a la Historia Clínica? ¿De verdad es tan complicado?”

La integración de la información asistencial del paciente entre Atención Primaria y Atención Especializada es un logro que ya se ha conseguido en muchos de los centros donde se encuentra implantada la Historia Clínica Electrónica. Del mismo modo, se está trabajando arduamente para que toda la información que se genera en los propios Servicios y Unidades, de los centros sanitarios, se envíe de manera automatizada y esté disponible a través de la HCE. Estos dos escenarios están funcionando en su totalidad, o en fase de hacerlo y, por ello, dentro de una misma Comunidad Autónoma, en la mayoría de los casos, el profesional puede acceder, prácticamente, a toda la información del paciente. 

¿Y ahora? Ahora nos enfrentamos a la siguiente fase: la conexión e intercambio de información con el Sistema de Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud. Esta fase tiene una fecha límite y está relativamente próxima dado que,  antes del 1 de enero de 2013, los proyectos de Historia Clínica Electrónica de las Comunidades Autónomas tienen que ser interoperables y permitir el intercambio de información. La conectividad de manera generalizada (que ya se encuentra activa en algunos casos) debe de ser una realidad antes de dicha fecha, tal y como se recoge en el Real Decreto-Ley 9/2011.

Esta conexión permitirá garantizar la calidad asistencial y la integridad de la información más allá del ámbito de la Comunidad Autónoma en la que reside el paciente, eliminando, de esta manera, la restricción que existe actualmente. Los profesionales podrán acceder a un índice de referencias de los Servicios de Salud en los que el paciente tiene información clínica y podrán consultar todos los informes clínicos disponibles, agrupados por tipo de informe:

  • HCR: Historia Clínica Resumida denominada internacionalmente Patient Summary
  • Informes: Informes de Atención Primaria, Urgencias, Hospitalización y Consultas
  • Pruebas: Resultados de Pruebas de Laboratorio, Imagen y Otras Pruebas Diagnósticas

 

Esto es sólo un ejemplo más de las múltiples ventajas que aporta la interoperabilidad, aplicada en el ámbito sanitario. Promover el uso de estándares e impulsar este tipo de proyectos de integración es vital para mejorar la calidad de la asistencia al paciente y facilitar el trabajo a los profesionales sanitarios.

formats

Salud 2.0: Mónica Moro hablando en RTVE

Mónica Moro hablando sobre Salud 2.0 en el programa “Sobre la mesa” de RTVE:

“Lo interesante es la posibilidad que se ofrece a los pacientes de mantener un contacto con los profesionales, entre sus visitas rutinarias, por si necesitan hacer ciertas consultas al equipo que les atiende”

 

Escuchar entrevista:

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

 

formats

Dispositivos móviles: El salto cualitativo de funcionalidad

La semana pasada leía alguna información sobre el uso de los dispositivos móviles en el ámbito sanitario. Diario Médico hacía referencia a un estudio publicado por Kaiser Health News en el que se concluía que, en USA, menos del 1% de los centros sanitarios cuentan con este tipo de dispositivos y los usan asiduamente.

La implantación y la utilización de dispositivos móviles representa una mejora considerable para los profesionales de nuestros centros sanitarios sobre todo en algunas áreas como pueden ser, Urgencias, Hospitalización y por supuesto en las visitas extrahospitalarias.

Sin embargo existe una gran limitación que frena la implantación de estos dispositivos. Actualmente, las aplicaciones corporativas no están adaptadas para ser ejecutadas en los SO (Sistemas Operativos) que utilizan estos terminales. Para ello, es necesario rehacer la interfaz de usuario y adaptar la lógica de dichas aplicaciones, tal como lo están haciendo algunas Organizaciones, adecuando, por ejemplo, sus Historias Clínicas Electrónicas.

Por otra parte, existe un catálogo de pequeñas aplicaciones cuya implantación en un centro sanitario se me antoja difícil. Principalmente por algo de lo que ya he hablado en alguna ocasión: la incapacidad de interoperar. En la mayoría de los casos se trata de pequeñas aplicaciones que están orientadas a procesos y actores muy concretos y que, como decía anteriormente, carecen de la capacidad de integrarse con los sistemas corporativos (HCE, HIS, etc).

Muchas de estas apps que se encuentran en los principales repositorios, AppStore y Market, son iniciativas orientadas al posicionamiento de marca, a la espera de ver cómo evoluciona el mercado a medio plazo. No representan una alternativa real.

A nivel particular y bajo la perspectiva del propio paciente, puede ser interesante su utilización, pero si hablamos de centros sanitarios, al menos de momento, la prioridad debe ser adaptar los sistemas de información corporativos. Avanzando en esta dirección conseguiremos el salto cualitativo de funcionalidad que pueden aportar los dispositivos móviles.

formats

BlogFire: Notificación de entradas en blogs

Entre la suite de herramientas que utilizo para administrar y consumir el contenido que genera la Red, destaca BlogFire.

Es una sencilla aplicación, disponible en la AppSore, que me permite estar informado, en tiempo real, de las nuevas entradas que se añaden en mis blogs favoritos, aquellos de los que no quiero perderme nada. Utilizo Google Reader para gestionar mis feeds RSS. BlogFire es una App me aporta una funcionalidad complementaria.

El manejo de la aplicación es muy sencillo. Se integra con el centro de notificaciones de iOS perfectamente y los ajustes de las notificaciones son configurables.

Descargar BlogFireApp

formats

Salud 2.0: Dr. Julio Mayol en la Cadena Ser

Para los que no hayáis podido escuchar en directo la intervención del Dr. Mayol, en la Cadena Ser, comparto el audio de la entrevista.

Me quedo con la conclusión de su intervención:

“La curación empieza por la comunicación. La medicina no consiste en saberse todos los medicamentos. El gran poder de la medicina es el de la comunicación entre seres humanos. La Web 2.0, puede ayudarnos a comunicarnos mejor”

 

formats

La interoperabilidad y el modelo horizontal

Hace años que los sistemas de información aterrizaron en el ámbito sanitario. La novedad, o el nuevo concepto que ha tomado fuerza en los últimos tiempos en nuestro entorno más cercano, es la interoperabilidad. Es decir, la habilidad de dos sistemas heterogéneos para intercambiar información.

La interoperabilidad se consigue y es posible gracias a los estándares. El conjunto de estándares más utilizado para el intercambio electrónico de información clínica es el HL7, desarrollado por HL7 International, organización fundada en 1987. Existen otros estándares importantes como puede ser el DICOM que se utiliza para el intercambio de imagen médica.

Es bastante común, incluso en la actualidad, encontrarse con numerosas aplicaciones departamentales inconexas entre sí, administradas y gestionadas por los Servicios o Unidades de un centro sanitario. Estas aplicaciones o  repositorios de datos son como pequeñas islas de información que nacen y crecen de manera independiente, sin comunicación alguna. Todo ello puede provocar, y provoca,  numerosos problemas a las Organizaciones: duplicidad de datos, incorrecciones en el registro de la información, visión parcial del proceso de diagnóstico y tratamiento del paciente, etc.

Trabajar en la integración de los sistemas de información debe ser una prioridad para cualquier centro sanitario por dos razones básicas: permitirá mejorar la calidad asistencial de los pacientes y facilitará el trabajo a los profesionales, dado que éstos  tendrán toda la información del Paciente a un solo clic de distancia.

Uno de los mayores retos de las Organizaciones sanitarias es cambiar el modelo de gestión, sustituyendo el modelo vertical actual por un nuevo modelo horizontal. Básicamente este cambio pretende situar al Paciente en el centro del sistema sanitario y ofrecerle una atención más completa desde su entrada en un centro sanitario hasta la llegada a su hogar.

Este cambio no es sencillo, implica a muchos actores y conlleva ciertos reajustes de calado en las Organizaciones. Para lograrlo, una de las condiciones es que las unidades multidisciplinares que realicen el seguimiento del proceso asistencial del Paciente tengan toda la información digitalizada, organizada de manera centralizada y accesible. Esta centralización y accesibilidad es conseguible gracias a la interoperabilidad.

Estamos preparados para  dar el salto de calidad, pensar en un modelo horizontal y situar al Paciente en el centro del sistema sanitario.

formats

El fin de la resistencia al cambio

Si uno mira hacia atrás se da cuenta de la evolución que hemos sufrido en los últimos años. Me refiero a la alfabetización de los usuarios, en todo lo relacionado con las TICs, las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Cuando empecé a trabajar en el ámbito sanitario, en el año 2003, la mayoría de los Profesionales tenían ciertas reticencias a utilizar el ordenador o las aplicaciones clínicas que por aquel entonces existían. El PC era visto como un enemigo, un estorbo, un paso atrás que no aportaba ningún beneficio, ni al Profesional, ni al Paciente. Fueron necesarios verdaderos esfuerzos de implantación, en la mayoría de los casos con apoyo in situ, para poner en marcha nuevas aplicaciones. De alguna manera fue necesario “salir a vender” los sistemas de información que se estaban desarrollando.

En el ámbito sanitario, esta situación, ha experimentado un cambio considerable. Hoy, son los propios usuarios los que demandan nuevos sistemas de información que les permitan solventar ciertas problemáticas o modelar los procesos de negocio de sus Organizaciones.

Es más, con el boom de los Medios Sociales y la Web 2.0 los usuarios finales han roto las barreras existentes entre lo técnico y lo funcional, participando en proyectos y plataformas colaborativas que ellos mismos están ideando, desarrollando y potenciando. Plataformas y sistemas que aportan valor, tanto a los Profesionales, como a las Organizaciones donde se están utilizando.

El proyecto HERMES o la comunidad Tekuidamos 2.0 son dos ejemplos de plataformas ideadas y administradas por los propios Profesionales del ámbito sanitario.

Los servicios sanitarios ya no se entienden sin la llamada e-Salud. Es el fin de la resistencia al cambio. Y lo mejor, está por llegar.

formats

Aplicaciones Clínicas: La interfaz de usuario

Desde siempre, la interfaz de usuario ha sido uno de los puntos críticos del diseño y posterior implantación de una nueva aplicación clínica. En una organización sanitaria, el centro de la atención debe ser el Paciente, los profesionales necesitan centrarse en él y perder el menor tiempo posible interactuando con los sistemas de información que utilizan en su día a día. La usabilidad es la clave de todo, y más aún, si hablamos del ámbito sanitario.

Las compañías de software llevan tiempo trabajando en este sentido, para intentar pasar del teclado y el ratón, al reconocimiento del habla, como medio para introducir información en las aplicaciones clínicas.

En este escenario nace, hace un año, Kinect. Se trata de un sistema que reconoce gestos, movimientos, comandos de voz, objetos, imágenes y permite al usuario interactuar, de forma natural, con un determinado sistema de información. Esta semana Microsoft ha anunciado la liberación del SDK de Kinect que permitirá a los desarrolladores de software trabajar con el periférico y comercializar sus proyectos.

Son innumerables las aplicaciones de Kinect en el ámbito sanitario. En el Área Quirúrgica, por ejemplo, permitiría a los cirujanos visualizar imágenes de diagnóstico sin tener que tocar físicamente ningún control, así como acceder a la información de la HCE del Paciente. 

 La implementación de Kinect en el ámbito sanitario abre un abanico de posibilidades muy interesantes Eso sí, hace unos meses tuve el placer de escuchar una ponencia de Salvador Casado en la que conluyó diciendo: “Espejismo es creer que la tecnología nos hace dioses”. Es bueno tenerlo siempre presente.

 

 

Actualización 21/12/2011

Esta semana me he encontrado con varias noticias que hablan de proyectos de desarrollo que utilizan Kinect tras la liberación del SDK por parte de Microsoft. Era un tema que ya había tocado en su momento en este post. Añado a la entrada dos vídeos que me parecen interesantes.

En el siguiente vídeo se puede ver como los cirujanos utilizan una aplicación integrada con el sistema Kinect en una intervención real en el Hospital Virtual Valdecilla

El uso de Kinect en quirófano en el Hospital Virtual Valdecilla

 

Otro uso interesante es el que se muestra en el siguiente vídeo. La utilización de Kinect en pacientes con alzheimer para tratar de mejorar su calidad de vida.

El uso de Kinect en pacientes con Alzheimer