TwitterGoogleLinkedInEmailRSS
formats

TIC y Salud: “No estamos ante pastillas mágicas”

Me ha parecido interesante esta reflexión de Francisco Lupiáñez sobre las TIC y el efecto de su aplicación en el ámbito sanitario. Lupiáñez es investigador en el Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS), uno de los siete institutos de investigación del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea. El IPTS busca, principalmente, promover la comprensión de la relación entre tecnología, economía y sociedad.

Durante la sesión, Lupiáñez hace hincapié en la necesidad de marcar objetivos y monitorizar los proyectos TIC que se están llevando a cabo para conocer el impacto real de las TIC. Al igual que lo han hecho otras voces acreditadas, en distintos foros, incide en que las TIC no son pastillas mágicas y que por sí solas no solucionan nada.

 

 

El vídeo es un extracto de una de las sesiones de debate sobre tendencias de la sociedad de la información y el conocimiento (#debateSIC) que organizan,  de manera conjunta, la Consellería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, el Instituto de Prospectiva Tecnológica y la UOC.

formats

Valorizando la cultura 2.0 en el ámbito sanitario

forounirede.jpg

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir al foro debate “Valorizando la cultura 2.0 en el ámbito sanitario” organizado por la Escuela Gallega de la Administración Sanitaria. Dos grandes ponentes, David Serantes y Miguel Ángel Máñez, ofrecieron una visión complentaria de lo que puede ofrecer la Web 2.0 a una organización convencional y a una organización sanitaria.

Serantes ofreció su visión sobre la influencia de la Web 2.0 en una organización no sanitaria. Hizo referencia a tres conceptos interesantes: la consumerización extrema, la importancia de buscar líderes dentro y fuera de la propia organización y el ocio productivo, esa fusión entre ocio y trabajo que hace que el tiempo libre no se convierta en tiempo vacío.  La consumerización, que se define como el uso masivo de dispositivos móviles generalmente adquiridos por los empleados, es algo que también acabará llegando, tarde o temprano, a los centros sanitarios.

La intervención de Máñez, incisiva y extraordinaria a la vez, empezó aclarando que la Salud 2.0 no es “ni Twitter, ni Facebook, ni un Foro, ni un proyecto de Telemedicina” y terminó matizando que “Internet no es la solución mágica”. Entre medias, mostró el verdadero significado de la combinación Web 2.0 + Salud, hablando de aspectos como el papel del profesional en las redes sociales, la nueva cultura que promueve la Red o la infodemiología, esa nueva disciplina que intenta encontrar patrones de comportamiento en internet para extraer conclusiones relacionadas con la salud.

Proyectos e iniciativas como “Mi vida sin ti”, “Gripe A ante todo mucha calma” o “Mírame, diferenciate” también son un buen ejemplo del potencial de los Medios Sociales aplicados al ámbito de la salud. Potencial que va más allá, incluso, de la propia Web y como prueba de ello, algo tan sencillo como puede ser un juego: Apalabrados.

|”Si no haces, al menos deja hacer”

Otro aspecto que me pareció muy interesante fue la posibilidad de recoger y canalizar la opinión del paciente, a través de una plataforma similar a Patient Opinion, una web independiente, líder en Reino Unido, en la que se recogen las opiniones y las historias de los pacientes para tratar de mejorar los servicios de salud.

Y cómo no, se habló de la importancia de perder el miedo a compartir. Guardar es caduco, compartir conocimiento no significa pérdida de poder, sino todo lo contrario. Buen ejemplo de ello son las comunidades de práctica como Ezagutza, Med & Learn y por supuestísimo Tekuidamos 2.0.

En resumen, una jornada muy interesante, con mucha participación e interacción, durante la mesa redonda, en la que se debatió sobre temas como la prescripción de enlaces y la utilización de los blogs como herramienta de aprendizaje. Un pequeño paso que puede servir de resorte para intentar poner en práctica aquello de “pensar diferente” y con ello, tratar de mejorar nuestros servicios de salud.

formats

Appvisor: una nueva manera de gestionar el conocimiento

Esta semana estuve en la presentación de la plataforma Appvisor, un proyecto que ofrece una nueva manera de gestionar el conocimiento, basándose para ello en una aplicación móvil.

El éxito o el fracaso de una aplicación depende mucho del grado de usabilidad, si no es usable, aún resolviendo un problema real, lo más probable es que los usuarios no la utilicen. En este sentido, y tras probar la aplicación, puedo decir que el equipo de desarrollo de Appvisor ha hecho buen trabajo, enfocando el problema real y simplificando al máximo la interfaz de usuario de la aplicación.

Básicamente, lo que nos ofrece Appvisor es la capacidad de satisfacer dudas sobre distintos ámbitos profesionales. De manera remota el usuario puede establecer comunicación con el especialista correspondiente a través de una aplicación móvil. El funciomiento es sencillo: el usuario selecciona la especialidad de la consulta, introduce el texto de la pregunta (puede anexar opcionalmente una imagen, una grabación de voz o un enlace) y finalmente confirma y envía toda la información al equipo de especialistas. 

Appvisor está formado por profesionales especializados que cumplen unos requisitos de calidad y excelencia y que además han acreditado una experiencia mínima de 5 años en su área de especialización. De momento, la aplicación está limitada a varias especialidades del ámbito legal e informático pero en las próximas semanas se irán incorporando nuevas especialidades, entre otras, la salud y el bienestar.

El presente pasa por la movilidad, la era post PC ya no es una cuestión de futuro sino de presente y Appvisor encaja perfectamente con ese concepto de movilidad, agilidad e inmediated en las respuestas.

formats

Social Media en Galicia: Reconocimiento a los mejores proyectos

Este fin de semana se celebró en Bueu (Pontevedra) el Festival que lleva por nombre “MexilOnseTuits” y que tiene como objetivo reconocer aquellos proyectos que basan su éxito, en parte, en la utilización de los Medios Sociales. 

El evento arrancó con las ponencias de Rubén Bastón y David Serantes. Bastón habló de los objetivos que puede perseguir una empresa que decide estar presente en los Medios Sociales (engagement, leads, branding, curator, etc.) y puso diversos ejemplos de empresas gallegas que lo están haciendo bien, en cada una de estas áreas: Rodeiramar2A, Mundo-R, Talaso Atlántico, DO Rías Baixas y La Voz de Galicia.

Por otra parte, Serantes centró su presentación en el “Mobile Social Media” y habló de lo que nos puede deparar el futuro más cercano, en lo que a tecnología móvil se refiere. Me gustó, sobre todo, esa referencia a la biotecnología y al concepto M2M que, cuando se convierta en una realidad generalizada, permitirá, entre otras cosas, poner en marcha proyectos interesantes de telemonitorización a pacientes, en el ámbito sanitario.

Entre los proyectos ganadores, personalmente, me sorprendió para bien Gafa Vintage, ganador en la categoría “mejor campaña low cost”. Es el claro ejemplo de lo que puede llegar a conseguir una pequeña Pyme, aprovechando todo el potencial de los Medios Sociales. Y por supuesto, me encantó conocer de primera mano el trabajo y la historia de Viajando con Diego, del que ya tenía alguna referencia. A él, como a muchos otros, la Red le ha cambiado la vida. Viajando con Diego se llevó la mención especial del Festival.

MexilOnseTuits, como evento, ofrece algo que no existía hasta momento en Galicia, por lo que sería una gran noticia que tuviese continuidad en el tiempo. Eso sí, echo de menos una categoría donde se reconozca y se pueda ofrecer visibilidad a proyectos relacionados con la eSalud y la Salud 2.0. Existen proyectos interesantes en este ámbito, vinculados a los Medios Sociales y que no tienen cabida en ninguna de las categorías de esta primera edición del festival.

Enhorabuena a la organización, Fran Graña a la cabeza (Director del Festival), a FECIMO y a los demás colaboradores. Nos vemos en la próxima edición del MexilOnseTuits 2013.

formats

mHealth y la solución mRx de Happtique

En mi anterior entrada hablaba de la necesidad de contar con una plataforma de prescripción de links y aplicaciones móviles para facilitar a los profesionales, la labor de prescribir. Precisamente, hace unos días, Happtique viene de anunciar que está trabajando en el desarrollo de una solución llamada mRx que ofrecerá esta posibilidad.

Para quien no la conozca Happtique es una filial de la Greater New York Hospital Association, una asociación formada por 250 hospitales del Estado de Nueva York. Happtique ofrece una solución basada en un catálogo depurado de aplicaciones etiquetadas como “médicas” o “de salud” y que están publicadas en las principales tiendas comerciales de aplicaciones móviles.

La interfaz de usuario de la plataforma de prescripción mRx está muy cuidada, centrándose en lo realmente importante. El profesional, podrá enviar la aplicación móvil prescrita, directamente al dispositivo del paciente (tablet o smartphone) en el caso de aplicaciones Android o diseñadas en HTML5. Del mismo modo, si el paciente utiliza un dispositivo de Apple, la plataforma mRx enviará un correo electrónico con un enlace de descarga. A través de la plataforma también se podrá saber si el paciente ha descargado la aplicación, o si finalmente no fue utilizada.

mRx comenzará a funcionar a finales de verano y solo estará disponible para organizaciones o centros que usen la Store de Happtique. Es un paso más, con plataformas como esta, la prescripción de aplicaciones móviles está más cerca de convertirse en una realidad.

formats

Sistema de Prescripción de Enlaces y Aplicaciones Móviles

Puede que la prescripción de enlaces y aplicaciones móviles se acabe convirtiendo en una práctica generalizada. Existen profesionales que aseguran que las aplicaciones pueden ayudar a mejorar la relación entre el médico y el paciente, además de generar una mayor adherencia a los tratamientos en pacientes polimedicados y fomentar el autocuidado. Paralelamente la prescripción de enlaces con información sanitaria clara y correcta pueden ayudar a resolver las dudas y las necesidades del paciente. Miguel Ángel Mayer hablaba recientemente en una entrevista, precisamente de esta alternativa.

Algunas Organizaciones se están moviendo en este sentido y han optado por intentar elaborar una selección de aplicaciones, tras evaluar su calidad. Del mismo modo, existen iniciativas de recopilación de enlaces de salud para que los pacientes se informen con seguridad. Un ejemplo de ello sería el caso de Salud Juntos o Wikisanidad donde uno de sus apartados incluye una pequeña recopilación de links de portales de salud, dirigidos a pacientes.

Es una práctica relativamente nueva pero, si finalmente se acaba imponiendo, será necesario adaptar o desarrollar nuevos sistemas de información que contemplen este proceso y ofrezcan a los profesionales la posibilidad de prescribir enlaces y aplicaciones, de manera sencilla.

Una de las opciones sería dotar a los profesionales de una plataforma o Sistema de Prescripción de Apps y Links. El principal requisito del sistema sería la integración con los servicios de bookmarking que predominan en la Red a día de hoy. De esta manera cada profesional podría confeccionar su lista de links en el servicio que utilice generalmente: Pinboard, Licorize, Digoo, Instapaper, etc. Por lo que respecta a las aplicaciones móviles, el sistema debería de estar integrado con las principales tiendas de aplicaciones: Apple Store, Google Play , AppWorld y Marketplace. El proceso finalizaría con el envío del enlace o la aplicación seleccionada al paciente. En una primera fase lo más sencillo sería que el sistema enviara automáticamente un correo al paciente con las indicaciones necesarias para descargar la aplicación móvil o consultar el enlace prescrito. Por último, el sistema debería de estar integrado de alguna manera con la HCE para dejar constancia de las indicaciones que se le dieron al paciente, los enlaces prescritos, etc.

 Modelado del proceso de prescripción de enlaces y aplicaciones móviles:

formats

La innovación abierta y el cambio del modelo asistencial

Hace más de un año el Servicio Gallego de Salud decidió poner en marcha la Plataforma de Innovación Sanitaria apostando por la modernización y la sostenibilidad de la sanidad pública gallega a través de fórmulas de I+D+i. El funcionamiento y el trabajo de la Plataforma gira en torno a tres grandes ejes:

  1. Innovación en servicios asistenciales
  2. Introducción de desarrollos tecnológicos, eficiencia energética y fuentes de financiación externa
  3. Desarrollo de negocio del esfuerzo investigador y la valorización de los resultado

En este escenario nacen, en diciembre de 2011, dos proyectos cuyo objetivo principal es cambiar el modelo asistencial para mejorar la sostenibilidad del sistema y la calidad del servicio que se le presta al paciente. Estos dos proyectos son el H2050 y el Innova Saúde.

En el marco de los proyectos mencionados anteriormente, el pasado lunes se organizó una jornada de innovación en la que se habló de la visión y el proceso en el que se asienta el modelo de innovación sanitaria del SERGAS. En la jornada estuvieron presentes miembros de la Plataforma y una experta en temas de innovación abierta.

Por parte de la Plataforma, Carlos Peña, Rodrigo Gómez y Natalia Botana hablaron de la innovación en servicios asistenciales, de los valores de la plataforma y del proceso de innovación, desde la proposición de las ideas por parte de los profesionales hasta la implantación del proyecto una vez superadas todas las fases establecidas.

| “Es el momento de hacer, de pasar a la acción”

Como experta en innovación, Marta Carballo habló del espíritu emprendedor de Silicon Valley. La peculiaridad del ecosistema de Silicon Valley hace que prácticamente no sea exportable. Más que replicar se trata de conocer ciertos aspectos de la cultura emprendedora y ver cuáles de ellos son aplicables en un ámbito como el de la salud. Dio varios consejos en relación al fomento de la cultura innovadora, entre los que destacaría: “escuchar el talento de la organización, facilitar un flujo de información para la recopilación de nuevas ideas y olvidarse de la ejecución perfecta”.

Por último, Manuel Varela Rey, Director Xeral de Innovación cerró la jornada hablando de la importancia de conseguir el cambio cultural, incluso por encima del producto. Se podría hablar de cambio cultural si se consigue que la innovación tenga su día a día , que no se mueva por impulsos, que no se piense en ella como algo a mayores de nuestro trabajo, que forme parte de las prioridades, que involucre a todas las partes (usuario, paciente, profesional, etc) y sobre todo que no se vea como un gasto, sino como una inversión.

Desde hace años, de innovación se viene hablando mucho y muy variado, lo nuevo, es que existe una conciencia de que no se puede emprender este camino solo. Hoy se habla de innovación abierta, se habla de cambio del sistema contando con las ideas de todos y rompiendo los límites internos de la propia organización.

Referencias:

Espacio abierto de innovación sanitaria

Plataforma de Innovación Sanitaria

Entrevista H2050 e Innova Saúde

formats

Consumir, Compartir, Filtrar y Almacenar

Recuerdo una frase que utilizó Miguel Ángel Máñez recientemente en una de sus ponencias, y que decía lo siguiente: “Aprender en internet es como beber agua de una boca de incendio”. El símil es perfecto, la velocidad de la Red, el volumen de información que genera y el tiempo de vida de la información hace que sea necesario utilizar un pequeño catálogo de herramientas que nos ayude a consumir, compartir, filtrar y almacenar la información de calidad para, posteriormente, poder utilizarla.

Las herramientas que utilizo no representan una novedad, son viejas conocidas, exceptuando una de ellas, Ifttt. Se trata de una especie de “motor de integración 2.0″ que te permite conectar prácticamente cualquier servicio de los que conforman la Web 2.0. En mi caso, lo utilizo para integrar Google Reader con mi herramienta de programación de contenido, Buffer.

De esta manera, cuando desde un lector de feeds RSS (Reeder, Mr. Reader, Flipboard, MobileRSS, etc.) marco como favorito un determinado contenido, automáticamente se programará la publicación de dicho contenido a través de Buffer, en base a las condiciones establecidas en esta herramienta: día, hora, red social, etc.

Instapaper lo utilizo a modo de filtro. Los links que a priori contienen información de calidad los envío en primera instancia a Instapaper. Desde ahí hago una revisión más o menos semanal para discriminar y eliminar las fuentes que finalmente no contienen información de calidad y almacenar en Pinboard de manera definitiva lo que sí me interesa. Evernote lo utilizo para almacenar el contenido que necesito tener disponible en modo offline.

Si tuviese que modelar o diagramar el proceso que va desde el consumo, al almacenamiento de la información, en mi caso, sería el siguiente:

Cada uno debe buscar las herramientas que más se adapten a sus necesidades. Lo que sí creo que es bueno y que aporta bastante, es intentar alcanzar la integración entre todas ellas. Ahorraremos tiempo y optimizaremos mucho todo el proceso, desde el consumo hasta el almacenamiento de la información.

formats

Teleasistencia: El proyecto PAUTA

En mi anterior entrada hacía referencia a la cantidad de proyectos que están naciendo, vinculados a la salud móvil y a la telemedicina. Puede que la utilización de los medios sociales y las plataformas 2.0 lleguen un poco tarde para los pacientes de edad más avanzada que, generalmente, tienen alguna dificultad en el acceso a las nuevas tecnologías.

Sin embargo, existen otras iniciativas que sí pueden beneficiar a este sector poblacional, sobre todo si se trata de pacientes polimedicados o en aquellos casos en los que se requiera una atención continuada.

En el portal de Osakidetza podemos leer que, “la falta de adherencia al tratamiento farmacológico o incumplimiento terapéutico es un problema relevante en la práctica clínica, especialmente en el tratamiento de enfermedades crónicas”. Y, en este escenario, nace el proyecto PAUTA.

PAUTA es un Sistema de Apoyo y Teleasistencia para Polimedicados que interconecta a los cuatro actores principales, en estos casos: el facultativo, la farmacia, el paciente y los centros de teleasistencia. El sistema está compuesto por un periférico Dispensador Electrónico de Medicamentos, conectado a un teléfono móvil 3G y a un sistema de información, capaz de suministrar a los pacientes la medicación de acuerdo con las pautas transmitidas desde el ordenador del facultativo prescriptor. Del mismo modo facilita al personal sanitario el seguimiento y monitorización de los pacientes a través de diversos dispositivos, entre otros, un acelerómetro y un receptor GPS.

 

 

El proyecto nació en julio de 2010 y está previsto que finalice en octubre de 2012.

formats

La fase pre-digital y la HIMSS Analytics Europe

La incorporación de la tecnología al ámbito sanitario es imparable. Cada vez es más frecuente encontrarnos con proyectos innovadores que impulsan o promueven la implantación de soluciones de salud móvil, tele-monitorización, utilización de apps y dispositivos móviles en los centros sanitarios y un largo etcétera.

Sin embargo, pese a la creciente innovación y sofisticación de los proyectos y los sistemas, muchos de los centros sanitarios siguen sin tener su información clínica totalmente digitalizada. El papel sigue existiendo, se sigue imprimiendo y se sigue archivando de manera un tanto rudimentaria. Todavía no hemos abandonado ese escenario y, por ello, se podría decir que nos encontramos en una fase pre-digital.

Según el Catálogo Nacional de Hospitales publicado por el Ministerio de Sanidad en 2011, en el conjunto del territorio nacional existen un total de 794 hospitales. Cinco de ellos se encuentran en la vanguardia de la digitalización de la información y la adopción del Historial Clínico Electrónico. El Hospital Municipal de Badalona y el Hospital de Denia fueron los primeros en España en ser galardonados con el Nivel 6 del modelo EMRAM por parte de la entidad HIMSS Analytics Europe. Posteriormente, también en el año 2011, consiguieron dicho galardón el Hospital Onkologikoa de Donosti, la Clínica Universitaria de Navarra y el Hospital Clínic i Provincial de Barcelona.

El modelo EMRAM

El modelo EMRAM (“Electronic Medical Record Adoption Model”) es un sistema de medición que permite comparar el grado de implantación de las tecnologías en los centros hospitalarios, mediante su clasificación en 8 niveles según el grado de uso de la historia clínica electrónica y de implementación de los diferentes registros clínicos electrónicos.

HIMSS Analytics Europe

HIMSS Analytics Europe es el organismo que ha adaptado el modelo americano EMRAM a la realidad europea y que, por lo tanto, permite identificar a los hospitales con las mejores prácticas,  en lo que a digitalización de registros clínicos se refiere, obteniendo una imagen clara y objetiva del grado de adopción de las TIC en los hospitales.

Queda mucho camino por recorrer. La digitalización del 100% de la información clínica y la eliminación del papel, es uno de los mayores retos a los que se enfrenta cualquier organización o centro sanitario. España está bien posicionada con cinco centros hospitalarios, de un total de trece a nivel europeo, a los que le ha sido otorgado el Nivel 6 del modelo EMRAM. Tenemos que seguir trabajando en esta dirección.

En Europa, tan solo el Hospital Universitario de Hamburgo  ha conseguido alcanzar el máximo nivel de la adopción del modelo EMRAM ¿Cuál será el primer centro en alcanzar el Nivel 7 en España?

Actualización 07/05/2012

HIMSS Analytics Europe ha anunciado hoy que el Hospital de Marina Salud de Denia en España ha alcanzado el nivel 7 del modelo EMRAM. Es el segundo hospital en conseguirlo en Europa, tras el Hospital Universitario de Hamburgo.

 

Referencias:

HIMSS Analytics Europe

Catálogo Nacional de Hospitales

TicSalut - Departament de Salut