TwitterGoogleLinkedInEmailRSS
formats

La transferencia de pacientes desde el ámbito extrahospitalario

La transferencia de pacientes entre profesionales sanitarios de urgencias, desde el ámbito extrahospitalario, se enimagetiende como un proceso dinámico e informativo, mediante el cual se traspasa la responsabilidad asistencial del enfermo a otro profesional sanitario, dando continuidad a los cuidados recibidos hasta el momento, durante la atención de una emergencia.

En la asistencia sanitaria, cada conversación tiene un impacto potencial. De hecho, hay estudios que indican que entre un 70-80% de los eventos adversos están relacionados con la interacción interpersonal. Establecer modelos arquetípicos a tener en cuenta, durante la transferencia del paciente, por parte de los equipos de urgencias o emergencias, puede ayudar a reducir los errores relacionados con una inadecuada o incompleta comunicación entre los profesionales, mejorando la calidad asistencial.

Existen modelos o técnicas de referencia que ayudan a estandarizar esta comunicación. Dos de ellos son el modelo son el SBAR y el método IDEAs.

La técnica SBAR, proviene de la Marina de los EE. UU. Su aplicación al ámbito de la salud data de finales de 1990. Desde entonces, SBAR ha sido adoptada por los hospitales y centros asistenciales de todo el mundo como una forma sencilla pero eficaz de estandarizar la comunicación entre los profesionales sanitarios (JCAHO, recomienda SBAR como una buena práctica).

El método IDEAS fue publicado por la Revista Electrónica de Medicina Intensiva (REMI) en el año 2013. Se trata de una checklist para la estandarización de la transferencia del paciente, que consta de 5 puntos y que contiene la información necesaria para garantizar un conjunto mínimo de datos que permiten la continuidad asistencial.



Proporcionar a los profesionales una herramienta TIC, contrastada en el ámbito sanitario y que garantice una comunicación eficaz, como ehCOS Emergency, puede impulsar la utilización y sistematización de estos métodos estandarizados de transferencia del paciente, entre niveles asistenciales.


formats

El Director de Experiencia del Paciente

Puede que en un futuro no muy lejano entre los equipos directivos de nuestro sistema sanitario exista la figura del Director de Experiencia del Paciente. En EEUU el papel del CXO se ha generalizado durante los últimos 7 años en todos los centros hospitalarios.

El Instituto Beryl es la comunidad de referencia dedicada a mejorar la experiencia del paciente a través de la colaboración y el conocimiento compartido de todos los agentes que participan en la atención del paciente. Existen otras dos instituciones que trabajan de manera coordinada con el Instituto Beryl: Patient Experience Institute (PXI) y Patient Experience Journal.

Beryl define la experiencia del paciente como la suma de todas las interacciones modeladas por la cultura de una organización, que influyen en las percepciones del paciente a través de la continuidad de la atención.

El Director de Experiencia del Paciente sería el encargado de consultar y analizar de manera sistemática todas estas interacciones que se realizan entre el paciente y el centro sanitario, planteando un co-rediseño de las mismas dentro de una estrategia global de mejora de la experiencia del paciente. Este modelo transformaría la situación actual en la que cada profesional, de manera individual, es el responsable de su propia contribución a la experiencia del paciente.

Tal vez en un futuro no muy lejano el valor real percibido por el paciente se incluya entre los indicadores y los objetivos de los servicios de salud, más allá del volumen, la actividad, la eficiencia, etc. al estilo de lo que se sucede desde el año 2002 en el programa Medicare, donde los centros reciben incentivos en función de la implementación y los resultados del HCAHPS, un marco de evaluación que permite conocer la percepción de los pacientes en relación a la atención recibida en los centros sanitarios.

Esta corriente tiene cada vez más presencia en nuestro sistema sanitario y algunos Planes de Salud del SNS ya recogen entre sus líneas principales la Experiencia del Paciente como una de las prioridades. Por otra parte, en España, ya existe una organización análoga al Instituto Beryl, el Instituto de Experiencia del Paciente que está dando sus primeros pasos.

formats

estudio eHealth EIF: interoperabilidad en salud

Hace unas semanas se publicaba el resultado del estudio sobre interoperabilidad en salud realizado por Deloitte Consulting a petición de la Comisión Europea. El objetivo de Captura de pantalla 2013 08 29 a la s 02 13 57este estudio es desarrollar un marco de interoperabilidad para el dominio de la eSalud, dentro del contexto genérico del marco europeo de interoperabilidad (EIF).

Los resultados del informe se utilizarán para el despliegue de servicios eHealth en el CEF (Connection Europe Facility o Instrumento de Interconexión para Europa). El CEF es el instrumento de financiación europeo de las redes de transporte, energía y telecomunicaciones. Entre otras cosas apoya servicios como la eContratación, la eJusticia o la eSalud potenciando las infraestructuras y los servicios de interoperabilidad necesarios para la interconexión de los sistemas nacionales.

El estudio eHealth EIF también puede ser una referencia a tener en cuenta en proyectos de eSalud desarrollados en el ámbito nacional o en los servicios de salud autonómicos. 

El estudio realiza un análisis de los proyectos que se han llevado a cabo durante los últimos años y describe los antecedentes en interoperabilidad en salud a nivel europeo. Del mismo modo se evalúan dos organizaciones que promueven el uso coordinado de los estándares y las normas establecidas como son IHE (Integrating the Healthcare Enterprise) y Continua Health Alliance. Como punto de partida para realizar el estudio se han tomado como referencia las conclusiones de la fase 1 del Mandato M/403. Estos son los proyectos que se detallan en el informe preliminar:

El estudio está formado por estos 5 informes:

  1. Informe del estudioDescribe los antecedentes en interoperabilidad en salud y el contexto actual
  2. La visión del eHealth EIFExpone un resumen sobre la dirección en la que debe evolucionar el eHealth EIF
  3. Marco de evaluaciónProporciona una manera de evaluar los perfiles de integración y las organizaciones desarrolladoras de estos perfiles  
  4. La propuesta técnicaIdentifica 10 casos de uso y los perfiles de integración que se utilizarían en cada caso 
  5. Resumen ejecutivoResumen ejecutivo del estudio eHealth EIF

 

formats

¿por qué lo hacemos como lo hacemos?

Leía recientemente en Salud con cosas un post sobre la reingeniería de procesos y la implantación de aplicaciones, una temática que me resulta muy familiar.
 
La Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM) define los procesos como “la organización lógica de personas, materiales, energía, equipos y procedimientos en actividades de trabajo diseñadas para generar un resultado específico”.
 
Básicamente cuando hablamos de reingenería del proceso estamos hablando de ordenar las actividades que forman parte del proceso de la manera más eficaz posible, identificando los cuellos de botella y las actividades innecesarias. Y no se trata solo de mejorar el proceso sino que principalmente se busca innovar y reinventar la manera de hacer las cosas. Todo ello redundará en la productividad de los usuarios y hará más eficientes los servicios que ofrece la organización.
 
Antes de implantar una herramienta una de las claves es preguntarnos ¿por qué lo hacemos como lo hacemos? @manyez comenta en el post, de manera acertada, que en muchas ocasiones ante una necesidad detectada en un centro sanitario se ofrece una solución basada únicamente en la implantación de un sistema de información, sin haber analizado y reconfigurado previamente el propio proceso, con una visión integral de toda la organización.
 
A pesar de que creo que esta fase es importante, debemos tener claro que el proceso perfecto no existe. Analizarlo, modelarlo y reconfigurarlo es una tarea realmente complicada para la cual el analista debe apoyarse en su conocimiento de negocio y en la experiencia de los usuarios clave. La complejidad reside en las actividades, decisiones y acciones de usuario que se encuentran ocultas, implícitas en el propio proceso. Sacarlas a la luz, explicitarlas, es algo que solo se conseguirá con la implantación de un sistema de información.
 
Llegados a este punto, si se detecta algún aspecto funcional nuevo, relevante, es muy importante que el desarrollo de la solución sea lo suficientemente ágil para poder implementar las funcionalidades necesarias, en un período de tiempo relativamente corto, evitando que la aplicación implantada se convierta en nuevo problema.
.
Imagen del post: actiongroup
 
formats

Pónmelo fácil o desistiré

Retomo la actividad en el blog con un post para el #carnavalsalud de este mes, en el que se debate sobre la brecha digital entre los profesionales sanitarios.

Hablar de brecha digital puede que sea una aproximación demasiado genérica. ¿Qué alcance tiene realmente esa brecha? Si nos referimos a la utilización de las nuevas herramientas que nos ofrece la Red, está claro que entonces falta un actor imprescindible: el paciente.

Matizo lo del paciente porque no hay que olvidar que la mejora continua, en salud, persigue principalmente mejorar los servicios asistenciales, la calidad de atención y la experiencia del ciudadano. El valor que pueden aportar estas nuevas herramientas al profesional sanitario, sería mucho mayor si el paciente tuviese acceso a ellas y sobre todo si ambos compartiesen información, proyectos e iniciativas. Bajo mi punto de vista, que el paciente se sume, es un buen estímulo para el profesional.

Existen jornadas para enfermería, para médicos, para gestores, para pacientes, etc. Me pregunto si lo ideal no serían las jornadas mixtas, en las que se dé visibilidad de manera global a las iniciativas, a las herramientas y también al contenido de calidad que generan los propios profesionales.

Por otra parte creo que es necesario concretar algunos conceptos. Un buen punto de partida para alguien que trate de mejorar sus competencias digitales en salud es wikisanidad, pero sigue faltando un recurso complementario en el que se clarifiquen los conceptos y las herramientas que el profesional tiene a su disposición. 

Para el profesional sanitario que se adentra por primera vez en el ecosistema 2.0 debe ser complicado entender a que nos referimos cuando hablamos de TIC, eSalud, Salud 2.0, Medios Sociales, Entornos Personales de Aprendizaje, Redes Verticales, etc.

Recuerdo una frase de Miguel A. Máñez en la que decía que “la Salud 2.0 no es ni Twitter, ni Facebook, ni un Foro, ni un proyecto de Telemedicina”. Para los ya iniciados puede que suene extraña la aclaración, pero seguro que desde fuera esa confusión existe y no deja de ser un elemento de freno más, que contribuye a mantener la brecha digital. O se lo ponemos fácil, o desistirán.

 

Foto: soxialmedia

formats

Mensajería instantánea para profesionales sanitarios

Hace tiempo que tenía ganas de hablar de HIPPOmsg, un servicio multiplataforma de mensajería segura que en lo funcional recuerda mucho al onmipresente WhatsApp. Una de las principales diferencias es que este servicio es «HIPAA compliant». Es decir, está avalado y testeado por expertos que certifican que cumple con los requerimientos de la HIPAA, la ley federal que utiliza el HHS, para exigir, entre otras cosas, la confidencialidad y la seguridad de los datos en las  transacciones electrónicas relacionadas con la salud, a través del establecimiento y cumplimiento de estándares.

Estos sistemas de mensajería representan un nuevo canal de comunicación que es perfectamente aplicable en el ámbito clínico. Eso sí, con matices. No hace mucho, Rafa Pardo y Amalia Arce escribían dos entradas imprescindibles sobre el uso clínico de WhatsApp y ambos coincidían en que, la falta de seguridad en las comunicaciones, es uno de los factores a tener en cuenta, a la hora de mantener conversaciones con pacientes a través de este sistema.

En este sentido, HIPPOmsg representa una novedad, dado que cumple con las exigencias de la ley HIPAA. Se trata de un servicio multicanal, con acceso web y app móvil para iOS y Android, creado por dos profesionales sanitarios, Rahul Shah y Alex Grilli. El servicio ofrece la posibilidad de contactar con cualquier profesional que esté dado de alta en el sistema, independientemente de su ubicación, facilitando de esta manera la comunicación entre los profesionales sanitarios.

Un proceso en el que aportaría valor un servicio de este tipo es en la gestión de las interconsultas urgentes. Me imagino un sistema de HCE corporativo integrado con un servicio similar a HIPPOmsg que permitiese enviar automáticamente una notificación al profesional destinatario, en aquellos casos en los que se registre una nueva petición, en el buzón de interconsultas urgentes.

Hay que pensar que los profesionales sanitarios están en un escenario de movilidad permanente. En estos casos, recibir una alerta en tiempo real a través de notificaciones push en el dispositivo del profesional destinatario, e incluso ofrecer la posibilidad de pueda existir interacción entre solicitante y consultor, eficientaría mucho el proceso y ayudaría a priorizar las solicitudes.

Foto: Medgadget

formats

El papel del Departamento de Sistemas de Información

Generalmente el Departamento de Sistemas de Información suele confundirse con el Servicio de Informática, aunque realmente sus responsabilidades y sus funciones no son similares. El Servicio de Informática se centra casi en exclusividad en la gestión de los elementos tecnológicos mientras que el Departamento de Sistemas de Información tiene una visión global de la organización, situando en el centro la información, y no la tecnología.

Es obvio que el Departamento de Sistemas de Información también se responsabiliza de la infraestructura tecnológica (hardware, comunicaciones, red de datos, etc.) sin embargo la infraestructura, no es el core de su negocio. Lo realmente importante para este departamento es la información y las herramientas que se utilizan para gestionar dicha información, es decir, las aplicaciones.

A lo largo de estos últimos años la implantación y el uso de las TIC han convertido a la Dirección de Sistemas de Información en un agente clave que promueve proyectos de reingeniería para conseguir optimizar y reorientar los procesos de negocio.

El hecho de que todas las organizaciones confíen ciegamente en sus sistemas de información, ha provocado que la responsabilidad del Departamento de Sistemas de Información vaya mucho más allá de lo puramente tecnológico, convirtiéndose en un facilitador de operaciones y procesos. En la mayoría de las ocasiones es este departamento el que asume el papel de mediador, organizando la transición de datos entre las distintas áreas de la organización.

Esto es aplicable a cualquier organización, pero gana especial importancia, si cabe, en las organizaciones sanitarias. En una organización sanitaria la pérdida definitiva de datos o la no disponibilidad de los sistemas de información, en algunos escenarios, significaría un desastre organizacional difícil de evaluar y tendría un impacto alto en los servicios asistenciales que se ofrecen a los pacientes.

Chema Cepeda, apuntaba cuatro conclusiones durante la sesión de “Salud Conectada” de la semana pasada, que son un ejemplo de algunas de las líneas de trabajo de un departamento de Sistemas de Información, dentro de una organización sanitaria.

  • Relación existente entre seguridad de la información y seguridad del paciente
  • La importancia de la disponibilidad de los datos y la integridad de la información
  • Las TIC deben alinearse con el resto de las políticas internas de la organización
  • Seguridad y confidencialidad de la información, en los entornos en red

La clave no es solo saber de tecnología o tener un conocimiento profundo del negocio, sino conseguir relacionar ambos conceptos. Tecnología y proceso, como una unidad en sí misma.

 

formats

Convirtiendo datos en conocimiento clínico

La Historia Clínica Electrónica (HCE) sigue siendo una prioridad para los sistemas de salud de las Comunidades Autónomas. El proyecto estrella, diría yo. Aun así, las funcionalidades que ofrece la HCE a los profesionales sanitarios, a día de hoy, son todavía limitadas.

En el año 2003, un comité del Institute of Medicine (IOM) elaboró un estudio en el que identificaban ocho funcionalidades básicas que debería ofrecer un sistema de Historia Clínica Electrónica para contribuir a mejorar la seguridad de los pacientes y la calidad de la atención. Estas funcionalidades fueron incorporadas, posteriormente, por HL7 a su especificación EHR­-System Functional Model.

De las ocho funcionalidades que se detallan en el estudio del Institute of Medicine una de las más interesantes, por el valor que aportaría a profesionales y pacientes, es aquella que contempla la puesta en marcha de un Componente de Soporte para la Toma de Decisiones Clínicas. Actualmente, la Historia Clínica Electrónica es un gran repositorio de información, no estructurada, formada por informes, cursos clínicos, resultados de radiología y laboratorio, datos biomédicos, etc. A todo ello habrá que añadir en un futuro próximo la recopilación de datos que proporcionarán los dispositivos móviles y las apps sanitarias, sobre nuestros hábitos vida. Información real, no sesgada, recopilada más allá de los centros sanitarios y que completará la información clínica de nuestra HCE.

El componente de soporte para la toma de decisiones sería el encargado de interrelacionar todos estos datos, realizando un análisis personalizado y aportando información sobre interacciones medicamentosas, sugerencias de posibles diagnósticos que responden a la sintomatología del paciente, guías de tratamiento para diagnósticos específicos, etc. En definitiva, este componente posibilitaría que la Historia Clínica Electrónica pasase de ser una herramienta pasiva, a convertirse en una solución activa para profesionales y pacientes.

· Archimedes Inc. y la solución IndiGO

Archimedes Inc. es uno de los líderes en cuantificación de la salud. Recientemente ha recibido el premio “The Best of Care Applications” por su solución IndiGO. El sistema IndiGO es una herramienta de ayuda a la decisión clínica que utiliza algoritmos avanzados, basados en la evidencia, para analizar de manera personalizada la información de salud de los pacientes. Calcula y muestra a los profesionales las posibilidades que tiene el paciente de sufrir enfermedades crónicas, estima los beneficios de la adherencia a los tratamientos, el impacto de los cambios en el estilo de vida, etc. Sin duda, una referencia a seguir para los Clinical Decision Support System (CDSS).

formats

Unirede 2012. Una experiencia positiva

dsfsdfsdfsdf

Hace justo un año, en de la edición 2011 de Unirede publiqué un post en el que hablaba de lo difícil que es encontrar un espacio para la salud en los eventos que giran en torno a Internet y los Medios Sociales. Hace tiempo que la Web 2.0 ha llegado también al campo de la salud, sin embargo, es la gran olvidada. En esta edición de Unirede creo que ha quedado patente que se puede hablar de salud en un evento que trate sobre las nuevas tecnologías, Internet y la Web 2.0. Detrás de esa combinación, Internet y Salud, se esconden proyectos interesantes que, por falta de visibilidad, a veces se quedan en el anonimato.

Seguramente muchas cosas de la jornada del sábado son mejorables, pero prefiero quedarme con lo bueno. Y lo bueno es haber conocido a Clara Ávila, descubrir a Blanca Zayas, desvirtualizar a Olga Navarro y a Xosé M. Meijome, volver a disfrutar con Rober Marijuan y compartir una mesa de salud con gente con la que he colaborado últimamente, como Rodrigo Gómez y Carlos Peña, que ya forman parte de mi círculo de amistades.

Me ha encantado ver la buena acogida que ha tenido el proyecto Tekuidamos 2.0, entre los asistentes. Un proyecto que nace inicialmente vinculado al ámbito de la salud pero que tal como comentó Olga, su creadora, durante su intervención, “puede ser aplicable a cualquier organización o institución que esté interesada en promover el aprendizaje social y colaborativo”.

Captura de pantalla 2012 10 29 a la s 19 45 45

Durante la jornada de tarde, hablamos e intercambiamos impresiones sobre Salud 2.0 e innovación en servicios asistenciales. Ambos conceptos están muy relacionados. La Salud 2.0 se presenta como una nueva forma de asistencia sanitaria en la que todos los actores participan de forma activa, aprovechando el potencial de las TIC y las nuevas tecnologías. Es por lo tanto un cambio de enfoque, una mejora. Y ese es, precisamente, el principal objetivo de la innovación en servicios asistenciales, implantar soluciones, mejoras, que ofrezcan servicios de más calidad a los ciudadanos.

Para mí ha sido la primera vez que colaboro de manera directa con la organización de un evento de estas características y creo que ha sido una experiencia muy positiva. Aprovecho para agradecer el apoyo a todos los colaboradores y por supuesto a todos los que asististeis al evento. ¡Nos vemos en la próxima!

Fotografías de Código Cero y galería oficial de Unirede de @AlgarabiaKunst

formats

Se impondrán las redes verticales

Es evidente que a día de hoy las redes que predominan son las generalistas, Twitter y Facebook, mayoritariamente. Sin embargo, este verano se publicaba que la red generalista que más usuarios acumula a nivel mundial, Facebook, había perdido 2 millones de usuarios en España, pasando de 18 a 16 millones. ¿Es el momento de las redes verticales? Las redes verticales son plataformas segmentadas muy especializadas que agrupan a usuarios interesados en temas muy concretos. Y no me refiero a redes exclusivas en las que se limite el acceso por rol de usuario: médicos con médicos, pacientes con pacientes o enfermeras con enfermeras, sino que la segmentación, viene dada por los temas o los intereses en torno a los cuales gira la propia red social.

De alguna manera, cuando en una red generalista como Twitter creamos una lista segmentada en torno a una temática, por ejemplo la salud, se puede decir que estamos construyendo una pequeña red vertical dentro de una red generalista.

Con las redes verticales conseguimos que nuestro mensaje tenga más impacto y aumente la interacción. La audiencia, el público objetivo al que nos dirigimos, se mostrará mucho más receptivo, puesto que todos los usuarios que forman parte de la red, comparten intereses.

El principal inconveniente de estas redes verticales es que, en la mayoría de las ocasiones, no ofrecen alternativas para el acceso multicanal, ni tampoco existe un ecosistema de aplicaciones que se integren con la propia la red vertical, mejorando claramente la experiencia de usuario. Y no podemos olvidar la movilidad, como recoge Miguel A. Mañez en su post “Estamos tan a gustito”. El presente y el futuro pasa por el tráfico móvil y las dos grandes ofrecen buenas alternativas en este sentido, con múltiples soluciones para acceder a su red a través de dispositivos móviles.

·····

En el ámbito de la salud, existen múltiples ejemplos de redes sociales verticales. Una de las primeras seguramente haya sido Vivu, creada en el año 2006. Pero existen otras muchas alternativas: Qoolife, Vive la Salud, Onsalus, Red de Pacientes, Más que médicos, Cuidadoras, Somos Pacientes o Mi Salud en Red por citar algunos ejemplos.

Como siempre, creo que la riqueza reside en la diversidad. A la pregunta ¿redes exclusivas, generalistas o improvisadas? Personalmente, creo que la mejor alternativa es optar por una red generalista de manera combinada con alguna red vertical, que gire en torno a un tema en concreto, en este caso, a la salud.

_____________________________________________________________________________________

Este post participa en #carnavalsalud Todos los posts escritos están disponibles en wikisanidad
El tema del mes de Septiembre de 2012 es: Profesionales de la salud ¿redes exclusivas, generalistas o improvisadas?